Estructuras simples de Aprendizaje Cooperativo

Cooperar es mejor que competir
LECTURA COMPARTIDA
Un alumno o alumna de un equipo lee el primer párrafo de un texto. El resto deben estar muy atentos.
A continuación , el alumno o alumna siguiente (el segundo, siguiendo la dirección de la agujas de reloj) ha de explicar lo que ha leído y hacer un resumen. Los que vienen a continuación (el 3º y 4º) dicen si el resumen es correcto y si es necesario, lo matizan o lo amplían. El 2º alumno o alumna el segundo párrafo, el 3º el tercero hace el resumen, el 4º y el 1º dicen si es correcto, y así sucesivamente hasta que han leído todo el texto. Si hay alguna palabra que no entienden, incluso después de haber consultado el diccionario, el portavoz del equipo lo comunica al maestro o la maestra, la cual lo pide a los demás equipos (que están leyendo el mismo texto). Si alguien lo sabe, lo explica y, además, dice como lo ha deducido. 

ESTRUCTURA COOPERATIVA 1, 2, 4
Dentro del equipo de base, primero cada uno (1) piensa cual es la respuesta correcta a una pregunta que ha planteado el maestro o la maestra. En segundo lugar, es colocan de dos en dos (2), intercambian sus respuestas, las comentan y escriben una respuesta común. Finalmente, en tercer lugar, todo el equipo (4) ponen en común sus respuestas, y deciden y construyen entre todos la respuesta final a la pregunta que les ha hecho el maestro o la maestra. 

FOLIO GIRATORIO
El maestro encarga una tarea a los equipos de base (una lista de palabras, la redacción de un cuento, las cosas que saben de un determinado tema para conocer sus ideas iniciales, una frase que resuma una idea fundamental del texto que han leído o del tema que han estudiado, etc.). Un miembro del equipo empieza a escribir su parte en un folio en blanco, que a continuación pasa a un compañero, siguiendo la dirección de las agujas del reloj, para que escriba su parte de la tarea en el folio. Éste hace su parte de la tarea y lo pasa a la siguiente..., hasta que entre todos los miembros del equipo han acabado la tarea en el “folio giratorio” Cuando un miembro del equipo escribe su parte, los demás han de estar atentos, ayudarle, corregirle..., puesto que todos son responsables de la producción del equipo (no sólo de su parte...) 

PARADA DE TRES MINUTOS 
Se hace una pausa en lo que se está haciendo (una explicación del maestro o maestra, la realización de unos ejercicios por parte de los alumnos) para que los estudiantes, en grupo, piensen y reflexionen sobre lo que les ha explicado, hasta ese momento, y planteen preguntas y dudas sobre el tema en cuestión. Una vez transcurridos estos tres minutos, cada equipo a través de la figura de su portavoz, presenta una pregunta o duda. Así, lo harán todos los grupos siguiendo un turno determinado y con tantas vueltas como preguntas haya. El profesor, con la colaboración de los presentes, dará respuesta a cada una de las cuestiones planteadas Si una pregunta, u otra de muy parecida, ya ha sido planteada por otro equipo, se la saltan. Cuando ya se han planteado todas las preguntas, el profesor o la profesora prosigue la explicación, hasta que establezca una nueva parada de tres minutos.

LÁPICES AL CENTRO.
El maestro o la maestra da a cada equipo una hoja con tantas preguntas o ejercicios sobre el tema que trabajan en clase en aquel momento como miembros tiene el equipo de base (generalmente cuatro). 
Cada estudiante debe hacerse cargo de la respuesta de una pregunta o de la realización de un ejercicio (debe leerlo en voz alta, debe asegurarse de que todos sus compañeros aportan información y comprobar que todos saben y entienden la respuesta consensuada)
Mientras hablan sobre cómo se hace y deciden cuál es la respuesta correcta, los lápices de todos se colocan. Cuando todos lo tienen claro (el responsable de la pregunta o del ejercicio debe asegurarse de que todos lo tienen claro y saben qué deben hacer o qué hay que responder), cada uno coge su lápiz y escribe o hace en su cuaderno o en el dossier el ejercicio sobre el que están trabajando. En este momento ya no pueden hablar, sólo se puede escribir. 
Y así sucesivamente hasta que todos han completado toda la actividad. 

EL JUEGO DE LAS PALABRAS
El maestro o la maestra escribe en la pizarra unas cuantas palabras clave sobre el tema que están trabajando o que ya han terminado de trabajar. 
En cada uno de los equipos de base, cada estudiante debe construir una frase con una de estas palabras, o expresar la idea que hay “detrás” de una de estas palabras. 
Una vez la tenga escrita, debe mostrarla al resto de sus compañeros de equipo, que la corrigen, la amplían, la modifican, etc. Hasta “hacérsela suya” (de toto el equipo). 
Las palabras clave pueden ser las mismas para todos los equipos, o cada equipo de base puede tener una lista distinta de palabras clave. Las frases o las ideas confeccionadas con las palabras clave de cada equipo, que se ponen en común, representan una síntesis de todo el tema trabajado.

EL NÚMERO
El maestro o la maestra encarga una tarea (responder unas preguntas, resolver unos problemas, etc.) a toda la clase. Los alumnos, en su equipo de base, han de hacer la tarea encargada, asegurándose de que todos sus miembros saben hacerla correctamente. 
Cada estudiante de la clase tiene un número (por ejemplo, el que le corresponde por orden alfabético). Una vez transcurrido el tiempo designado para hacer la tarea, el maestro o la maestra sacan un número al azar de una bolsa donde hay tantos números como alumnos. 
El alumno o la alumna que tiene el número que ha salido, ha de explicar delante de todos, la tarea que han realizado o, en su caso, debe hacerla en la pizarra delante de todos. Si lo hace correctamente, su equipo de base obtiene una recompensa en forma de elogio por parte del maestro o la maestra, y de felicitación por parte del resto de sus compañeros y compañeras de la clase. 

NÚMEROS IGUALES JUNTOS
El maestro/a asigna una tarea a los equipos y los miembros de cada equipo deciden cómo hay que hacerla, la hacen y deben asegurarse de que todos saben hacerla. 
Transcurrido el tiempo previsto, el maestro escoge al azar un número del 1 al 4 entre los cuatro miembros de un equipo de base. Los que tienen este número en cada equipo deben salir ante los demás y realizar la tarea (hacer el problema, responder la pregunta, resolver la cuestión, etc.). 
Los que lo hacen bien reciben algún tipo de recompensa (un elogio por parte del maestro, el aplauso de todos, un «punto» para su equipo...). 
En este caso (a diferencia de la estructura «El número»), un miembro de cada uno de los equipos de base (que están formados por cuatro estudiantes) debe salir delante de todos, y todos los equipos, por consiguiente, tienen la oportunidad de obtener una recompensa. 

MEJOR ENTRE TODOS
Para resaltar la eficacia del trabajo en equipo y demostrar que genera más y mejores ideas que el trabajo individual, siempre que se pueda es aconsejable operar de la siguiente forma:
Primero, individualmente, cada miembro de un equipo responde la cuestión que se ha planteado.
Al cabo del tiempo estipulado, los miembros del equipo ponen en común lo que ha contestado cada uno y así completan la respuesta inicial que cada uno había aportado.
Finalmente, transcurrido el tiempo que se haya determinados, el portavoz de cada equipo comunica su respuesta al resto del grupo, y carda equipo va completando -modificando, mejorando,...- su respuesta a partir de las aportaciones de los otros equipos.
De esta manera se pone de manifiesto- como debe recalcar el maestro o la maestra cada vez que se aplica esta estructura, al final de la misma- que entre todos conseguimos mejores resultados.

FOLIO GIRATORIO POR PAREJAS
Dentro de un equipo, por parejas, inician la actividad en un “folio giratorio” (una redacción que la otra pareja deberá continuar, pensar un problema o plantear una pregunta que la otra pareja deberá resolver o responder...).
Después de un tiempo determinado (por ejemplo, cinco minutos, depende de la naturaleza de la actividad y de la edad de los niños) las dos parejas se intercambian el “folio giratorio” y cada una debe continuar la actividad (seguir la redacción, resolver el problema o responder la pregunta...), después de corregir formalmente (ortografía, sintaxis...) la parte del folio escrita por la otra pareja.
Y así sucesivamente el folio va “girando” de una pareja a otra dentro de un mismo equipo.
Las parejas se van turnando a la hora de escribir en el “folio giratorio”, y mientras uno escribe el otro está atento a cómo lo hace para asegurarse que lo hace correctamente.

LA SUSTANCIA
Se trata de una estructura para determinar las ideas principales de un texto o tema. Sigue la misma estructura que "El juego de palabras"
El profesor o la profesora invita a cada estudiante de un equipo a escribir una frase sobre una idea principal de un texto o del tema trabajado en clase. Cada estudiante escribe una frase; después la muestra a los demás miembros del equipo y entre todos la corrigen, la amplían, la modifican..., hasta “hacérsela suya” (de todo el equipo). 
Lo mismo hacen con el resto de frases de todos los miembros de l equipo, realizando tantas rondas como sea necesario hasta expresar todos la ideas que ellos consideren que son más relevantes o sustanciales.
Después las ordenan siguiendo un criterio determinado y las escriben de nuevo, en limpio, en su cuaderno para que les sirva de resumen y de material de estudio.  No obstante,  en el momento de hacer e resumen final, cada uno en su libreta, no han de limitarse, si así lo prefieren ,a copiar literalmente las frases elaboradas entre toso, sino que pueden introducir los cambios o las frases que cada uno considere correctas.


CADENA DE PREGUNTAS.
Se trata de una estructura apta para repasar el tema o los temas trabajados hasta el momento y preparar el examen o simplemente para hacer una evaluación formativa y comprobar hasta que punto se han conseguido los objetivos previstos, y rectificar o ajustar, si es preciso, la planificación.
Durante tres minutos aproximadamente cada equipo piensa una pregunta sobre el tema o los temas estudiados hasta el momento, que planteará al equipo que se encuentra a su lado, siguiendo la dirección de las agujas del reloj. Se trata de preguntas sobre cuestiones fundamentales (que consideren que podrían salir en un examen) sobre cuestiones trabajadas en la clase, pensadas para ayudar al resto de equipos.
Pasados los tres minutos, el portavoz de un equipo plantea la pregunta al equipo siguiente, el cual la responde, y, seguidamente, el portavoz de este equipo hace la pregunta al equipo que viene a continuación, y así sucesivamente hasta que el último equipo hace la pregunta al primer equipo que ha intervenido, al que ha empezado la “cadena de preguntas”.
Cada equipo tiene dos portavoces: uno para hacer la pregunta que han pensado entre todos y otro para dar la respuesta que han pensado entre todos.
Si una pregunta ya ha sido planteada con anterioridad, no se puede repetir y se salta el equipo que la había planteado.
Acabada la primera ronda, se dejan tres minutos más para pensar nuevas preguntas, pasados los cuales se iniciará una nueva cadena, pero en dirección contraria: cada equipo hace la pregunta al equipo que en la primera ronda les había hecho la pregunta a ellos.

UNO POR TODOS (Técnica de evaluación)
Una vez que los alumnos han geminado la actividad (ejercicio, problemas, preguntas, ...) que han realizado en equipo - que han podido hacerlo utilizando alguna de las estructuras cooperativas simples- el profesor recoge, al azar, una libreta o cuaderno de ejercicios de un miembro del equipo, lo corrige, y la calificación obtenida es la misma para todos los miembros del equipo, ya que evalúa la producción de uno para el conjunto del equipo. 
A la hora evaluar, el maestro/a se fija en el contenido de las respuestas (no en la forma como han sido presentadas en el cuaderno que ha utilizado para evaluar al grupo). 

MAPA CONCEPTUAL A CUATRO BANDAS
Al acabar un tema, como síntesis final cada equipo puede elaborar un mapa conceptual o un esquema que resuma todo lo que se ha trabajado en clase sobre el tema en cuestión. 
El profesor o la profesora guiará a los estudiantes a la hora de decidir entre todos qué apartados deberán incluirse en el mapa o esquema. Dentro de cada equipo de base se repartirán las distintas partes del mapa o esquema entre los componentes del equipo, de modo que cada estudiante deberá traer pensado de su casa (o hará en clase de forma individual o por parejas) la parte que le ha tocado. Después pondrán en común la parte que ha preparado cada uno, repasarán la coherencia del mapa o del esquema que resulte y, si es necesario, lo retocarán antes de darlo por bueno y hacer una copia para cada uno, que le servirá como material de estudio. 
Si el tema lo permite, cada equipo puede hacer un resumen –en forma de mapa conceptual o de esquema – de una parte del tema que se ha trabajado en clase. Dentro de cada equipo, se repartirán luego la parte que les ha tocado a ellos (haciendo cada uno, o por parejas una fracción del fragmento del tema que les ha sido asignado.  Más tarde, cada equipo expone al resto de la clase “su” mapa conceptual. La suma de los mapas conceptuales de todos los equipos de base representa una síntesis final de todo el tema estudiado.
El trabajo final de cada grupo puede plasmarse en el cuaderno del equipo. El resultado de todo la valses puede colocar en el tablón de evidencias.

CABEZAS NUMERADAS JUNTAS
Cabezas Numeradas es una técnica famosa que se usa en el AC para combinar la discusión de grupo (interdependencia positiva) y la comprensión individual (responsabilidad individual). 
Es útil para organizar todas las actividades que se prestan a preguntas, principalmente actividades de comprensión oral o lectora. 
- Los cuatro alumnos o alumnas de los equipos de base (grupos heterogéneos) tienen un número (o algo) que les identifique. 
- Los equipos de base tienen una tarea que realizar, un problema que resolver, una cuestión que responder. Cada grupo discute y llega a una hipótesis de respuesta... y deben asegurarse de que todos ellos saben realizarla, resolverlo o responderla... 
- A continuación, por sorteo se elige un número del 1 al 4 y los que tienen este número deben salir ante el resto de la clase a realizar la tarea, resolver el problema, responder la cuestión ... 
- Si lo hacen bien, reciben la felicitación del maestro o la maestra y de los demás compañeros. En algunos casos, se otorga un punto al equipo cada vez que un miembro lo haga bien. 
El hecho de desconocer qué persona del grupo va a responder hace que cada uno tenga que comprender lo que el grupo discute evitando actitudes pasivas. 

¡DALE LA VUELTA!
Es una técnica cooperativa que se basa en la interdependencia que nace de la integración de aportes individuales. 
Un ejemplo de actividad consistiría en enseñar a la clase una imagen o foto y se estimula oralmente la descripción de la misma, solicitando léxico de partes del cuerpo, ropa, preferencias y afecciones que deducimos de la foto, sentimientos, etc. 
Se divide la clase en parejas y se entrega a cada pareja la foto de una nueva persona. Uno de los miembros de la pareja (digamos A) empieza a describir a su compañero la persona de la foto. Después de 20 segundos el profesor dice Flip it!: A se para y B (el compañero) tiene que seguir la descripción de la foto donde la dejó A. Pasados otros 20 segundos el profesor vuelve a decir Flip it!, las partes vuelven a invertirse y así siguiendo hasta cuando el profesor quiera. 
Al terminar la descripción el profesor elige al azar un estudiante de cada pareja para que presente a la clase el personaje de su foto integrando todo lo que se ha dicho en su pareja. Se avisa a los estudiantes desde el principio de que la finalidad de la actividad es describir fluidamente el personaje de la foto integrando la aportación individual de los que forman la pareja. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta entrada